Nacion Vapor

Cigarrillo electrónico o vaporizador

En los últimos años se ha popularizador el tema del vapeo, una práctica que busca ayudar en el combarte contra el tabaquismo, para realizar el vapeo se requiere de un dispositivo similar a un cigarro convencional, este es conocido como Cigarrillo electrónico o vaporizador.

Si bien muchas veces se suelen confundir estos dos conceptos, “cigarrillo electrónico y vaporizador”, lo que se debe saber es que estos 2 productos aunque funcionan de forma similar, representan dos dispositivos diferenciados.

Para muchos este nombre es indiferente, por lo que pueden llamar a un cigarrillo electrónico como un vaporizador, así como al contrario.

No obstante deseamos aclarar las dudas que puedas tener al respecto y ayudarte a diferenciar uno de otro, de este modo podrás decidir si comprar un Cigarrillo electrónico o vaporizador, o en caso de que ya cuentes con uno de estos dos accesorios conozcas cuál de los dos es el que posees.

Quizás la manera más sencilla de reconocer las diferencias entre el cigarrillo electrónico y el vaporizador es conociendo la definición de cada uno.

El cigarrillo electrónico

El cigarrillo electrónico es un dispositivo electrónico similar a un cigarro tradicional, estos cuentan con una pequeña batería y un Cartomizador que crean y transfieren la energía hacia un líquido, el cual entra en ebullición produciendo vapor.

Por lo general estos cigarrillos electrónicos pueden contener una pequeña cantidad de nicotina liquida, aunque esta resulta menos dañina a la salud humana que todas las sustancias toxicas que contiene un cigarro convencional o un tabaco.

El vaporizador

En el caso del vaporizador, podemos decir que este es un dispositivo diferente al cigarrillo electrónico, ya que este se asemeja más a una pluma fuente, diferenciándose al mismo tiempo del cigarro convencional.

La batería con la que cuentan los conocidos vaporizadores por lo general es de mayor tamaño, junto con un tanque transparente y una boquilla.

Para activar el dispositivo se debe presionar un botón cerca de la batería, de este modo comienza a calentar el e-liquido o e-jugo, liberando luego el vapor.

Ya sea que se adquiera un Cigarrillo electrónico o vaporizador, puedes optar por elegir agregar nicotina liquida o no, no obstante las personas que usan el vaporizador son quienes se abstienen de incorporar esta sustancia a su líquido, por lo que un vaporizador generalmente solo expulsará vapor sin nicotina.

Cigarrillo electrónico o vaporizador

El acto de vapear consiste en inhalar vapor, el cual no produce ningún tipo de reacción química perjudicial o nociva para el organismo. Todos los estudios han demostrado que esta práctica resulta menos riesgosa que el acto de fumar, ya sea que uses un Cigarrillo electrónico o vaporizador.

Una diferencia más entre el cigarrillo electrónico y el vaporizador corresponde al tamaño de cada uno de ellos, como te imaginarás esto es ocasionado por las piezas que incluye el dispositivo, entre ellas la ya mencionada batería , así como otros elementos que podemos agregar como envases extras.

Todo ello hace que el vaporizador dure más tiempo en funcionamiento, proporcionando a su vez una mayor liberación de vapor para el consumidor.

Ambos representan la mejor alternativa contra el tabaquismo

El tabaquismo se arraigó en la civilización desde hace varios siglos, este se consigue por medio de la hoja de la Nicotiana Tabacum, una planta herbácea perenne. Estas hojas sufren un procesamiento de secado y fermentación con lo que puede consumirse más tarde de distintas maneras.

La forma más habitual de consumir el tabaco es fumándolo, a través de cigarros, puros, entre otros. Esta acción puede producir diversas reacciones en la salud, llegando incluso a generar el cáncer de pulmón.

Buscando una solución factible a esta adicción se creó el cigarrillo electrónico, con lo que un fumador puede ir abandonando el tabaquismo gradualmente utilizando en su lugar ya sea un Cigarrillo electrónico o vaporizador.

Cualquiera de los dos tipos de dispositivos que tengamos podemos utilizarlos de manera similar y con la misma finalidad, solo debemos asegurar que cumple con nuestras expectativas, así como elegir los mejores accesorios como el líquido a utilizar.

Con respecto a esto, contamos con una amplia variedad de sabores de e-jugos, siendo los más comunes los de frutas como mango, fresa o limón, otros prefieren el café, mientras que los más exigentes buscan un sabor que de la sensación de consumir marihuana o el propio tabaco.

Sin embargo, todos estos sabores finalmente no resultarán tóxicos para el consumidor ni para las personas a su alrededor.

Como última recomendación te indicamos que la decisión de usar un Cigarrillo electrónico o vaporizador esta en tus manos, pero en caso de que seas un novato en la materia, deberías optar por el cigarrillo electrónico desechable, el cual es más sencillo de utilizar, asemejándose mucho a un cigarro tradicional.

Cuando ya cuentas con cierta experiencia puedes adquirir un vaporizador grande y personalizable, con lo que podrás adecuarlo a tus gustos.

Ahora que ya estas al tanto de las diferencias entre el cigarrillo electrónico y el vaporizador puedes decidir comprar alguno de estos 2 dispositivos electrónicos para comenzar la práctica del vapeo, bien sea con un Cigarrillo electrónico o vaporizador.